Como todos saben es una tradición en la empresa que aquellos funcionarios con 30 o 35 años de servicio reciban un reloj personal a título recordatorio.

Esto no constituye una dádiva de los directorios regentes sino un derecho ganado por los trabajadores y consolidado en la RD 624/86 : “Los funcionarios del Organismo correspondientes a los distintos escalafones, recibirán como muestra de reconocimiento por los servicios prestados a la Administración, un reloj de uso personal. El Directorio hará entrega de este testimonio, con que se honra a su personal, en acto público y solemne, el día 19 de junio de cada año, a los funcionarios que computen 30 años de servicios y a los funcionarios con 35 años en similares condiciones al 31 de mayo de ese mismo año”.

A la fecha 81 trabajadores cumplen con estos requisitos y el costo estimado de los objetos recordatorios sería de 340.200 pesos uruguayos según la empresa.

Para nuestra sorpresa en RD 141-16 (7 de julio 2016) el directorio ha resuelto posponer la entrega de dichos objetos recordatorios, acusando falta de fondos para cubrir la misma y pretendiendo culpar al Ministerio de Economía por no brindar los fondos necesarios.

Este tipo de argumento podría aplicarse para un hecho accidental y no previsible, pero se tuvieron por lo menos 30 años para poder planificar y generar fondos para cubrir el monto señalado.

Es claro que esto es producto de la falta de idoneidad de los sucesivos directorios y gerencias generales, por los que han pasado desde el 2005 a la fecha más de 17 políticos, con un promedio de un año y medio en el cargo por presidente, con esta rotación es prácticamente imposible planificar algo y menos aún cuando la mayoría de los políticos carecían de la formación necesaria para administrar una empresa.

Si desde el 2005 a la fecha han transcurrido aproximadamente 4000 días, el gasto total podría haberse cubierto con 85 pesos diarios de ahorro con dicho fin  y si se toman treinta años el gasto total diario es de apenas 35 pesos. El gasto por funcionario es de apenas 1 peso por día a partir del 2005 o de 0,4 pesos en treinta años.

Está nueva situación lamentable es una perla más en el collar de este directorio, que ha demostrado una completa falta de respeto hacia los trabajadores con sus prepotentes actitudes.

A los compañeros que han sido afectados nuestra solidaridad y apoyo ante esta afrenta a un momento único e irrepetible en sus vidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *